Legislació lingüística - cdlpv

Las Provincias, 10.12.2002

La Acadèmia recomienda que los escolares estudien el valenciano «genuino» y el «culto»

Se pide un esfuerzo especial para las formas «más próximas», y después se añadirán las demás

El pleno de la Acadèmia Valenciana de la Llengua aprobó en su reunión de ayer las pautas a seguir por las editoriales a la hora de elaborar el material para la enseñanza de la lengua. La propuesta aprobada incluye los modelos gramaticales defendidos por las dos sensibilidades enfrentadas en el debate lingüístico.

J.C. FERRIOL (VALENCIA)

La Acadèmia Valenciana de la Llengua adoptó ayer uno de los acuerdos de más peso desde su creación como ente normativo del valenciano. La institución que preside Ascensió Figueres aprobó las propuestas prácticas para la elaboración de materiales curriculares escritos en valenciano, es decir, las pautas a seguir por las editoriales a la hora de elaborar el material para la enseñanza de la lengua. La propuesta aprobada incluye los modelos gramáticales defendidos por las dos sensibilidades enfrentadas en el debate lingüístico.

La entidad académica estudió y dio el visto bueno a la propuesta elaborada por la sección de asesoramiento lingüístico del ente normativo. El acuerdo, cuya parte más destacada es la relación de ejemplos lingüísticos y gramaticales que propone la AVL, se asienta sobre la misma lectura de consenso en que se han situado los acuerdos normativos de carácter provisional -a la espera de que se aprueben el Diccionari y la Gramática valenciana- adoptados hasta la fecha: no excluir ningún modelo lingüístico, pero sí dar prioridad a la enseñanza de uno u otro en función del ciclo formativo de que se trate.

En concreto, el acuerdo que la AVL remitirá a la Conselleria de Educación -que será en última instancia la encargada de trasladarlo a las editoriales- establece la necesidad de adaptar los contenidos a la «realidad psicobiológica de los receptores». Dicho de otra forma, la selección de las formas lingüísticas recomendadas tiene en cuenta las posibilidades reales de asimilación propias del receptor de cada etapa educativa.

De esta manera, el acuerdo establece una dedicación prioritaria a la «realidad lingüística inmediata». El ente normativo sostiene que debe dedicarse un esfuerzo especial en lo referido a las «formas genuinas valencianas vivas». La recomendación advierte no obstante que esas formas genuinas no deben ser las únicas contempladas, aunque sí que deben tener un carácter de prioridad las formas propias de cada comarca, con el objetivo obligado de evitar su desaparición.

Posteriormente, se considera necesario introducir a los alumnos en el conocimiento de la «lengua culta» de todo el sistema lingüístico.

«Este» y «aquest»

Uno de los ejemplos que cita el acuerdo adoptado por la AVL respecto a esta evolución de los contenido curriculares es el referido al demostrativo «este». Esta forma sería la recomendada para la enseñanza primaria y posteriores ciclos formativos, mientras que «aquest» sería incluida en el material curricular correspondientes al segundo ciclo de ESO. En cualquier caso, lo que la AVL deja bien claro es que deben incluirse ambas en los contenidos de los libros de texto, y que los escritos que se utilicen como ejemplo para exponer uno y otro caso deben ajustarse a la utilización recomendada. El acuerdo abunda de esta forma en la tónica marcada en los acuerdos adoptados el 25 de marzo y el 20 de mayo respecto al referente normativo del valenciano, al establecerse unas formas de uso prioritario que se corresponden con las denominadas como «genuinas».

El acuerdo del ente normativo también hace referencias a la tipología de los textos utilizados. Y recomienda explícitamente la «extensa variedad de textos» por lo que se refiere a géneros, autores, época y diversidad geográfica. A juicio de la AVL, la enseñanza debe hacer posible que el alumno «vaya conociendo progresivamente la lengua de los escritores, tanto los actuales como los clásicos».

El informe aprobado por el ente académico introduce otros dos apuntes: por un lado, la necesidad de que los materiales curriculares no se refieran únicamente a la forma escrita del valenciano y aborden también la comprensión y la expresión oral. Por otro, la advertencia de que el acuerdo adoptado ayer puede estar sujero a eventuales cambios si posteriores acuerdos normativos del ente académico así lo recomiendan.

Referentes normativos provisionales

Desde la puesta en marcha de la Acadèmia Valenciana de la Llengua, el ente que preside Ascensió Figueres ha adoptado sendos acuerdos que aprueban un referente normativo de valenciano de carácter provisional -a la espera de que se concluyan el Diccionari y la Gramática valenciana-. Uno y otro acuerdos, adoptados el 25 de marzo y el 20 de mayo de 2002, se asentaron sobre la necesidad de no negar la existencia ni la validez de los modelos lingüísticos defendidos, tanto por los partidarios del carácter diferenciado del valenciano -como la Real Academia de Cultura Valenciana- como por los defensores de la unidad lingüística -como la Universidad-. Los dos acuerdos fijaron una serie de referentes normativos oficiales del valenciano -el primero se adaptó en general al valenciano utilizado en el Diari Oficial de la Generalitat (DOGV)- y establecieron, singularmente el segundo, una serie de preferencias de uso en algunas expresiones. No obstante, el ente nunca ha llegado a rechazar uno de los dos modelos.

Acuerdo sobre libros de texto

El ente académico del valenciano ya se pronunció hace unas semanas sobre los materiales curriculares del valenciano. Una editorial valenciana remitió a la Acadèmica varios de sus libros de texto en valenciano, y solicitó de la institución que preside Figueres un pronunciamiento respecto a su validez -el debate respecto al valenciano utilizado en los libros de texto ha sido uno de los más virulentos de los últimos años-. La AVL aprobó un documento en el que proponía una modificación de la normativa vigente, con el objetivo de cumplir la ley de cración de la Acadèmia, que señala a este organismo como el único capaz de «informar sobre la adecuación a la normativa de los libros de texto».

No obstante, respecto al contenido curricular de los libros de texto, el ente académico no llegaba a hacer un pronunciamiento concreto, lo que fue entendido implícitamente como un visto bueno a esos contenidos. El acuerdo cerrado ayer, con carácter de recomendación, será posteriormente controlado por el propio ente académico.

Criterios propuestos para cada ciclo formativo

1. Las listas de palabras son a título de ejemplo. Las formas precedidas de un asterisco no son recomendables en los registros formnales.

2. Cuando se da una solución doble, la forma que figura en primer lugar es la más habitual en el idioma valenciano.

Los criterios de constitución de las agrupaciones de ejemplos léxicos en los acuerdos de la AVL se fundamentan en la priorización de regularidades morfológicas y diatópicas de los hablares valencianos, y secundariamente, en indicaciones diacrónicas y diastráticas. Por tanto, no están pensadas inicialmente en términos pedagógicos o didácticos.

Para una integración de aquellos acuerdos en los criterios pedagógicos y curriculares propios de los textos educativos, hay que tener en cuenta el criterio siguiente: la coexistencia de términos y usos lingüísticos concretos en cada ciclo educativo, que implican variación morfológica o sinonimia se entiende en función de la coherencia y la cohesión del texto. Por tanto, las dualidades o las multiplicidades de cada forma concreta se interpreta como opción pragmática sometida a la posibilidad de priorización orientativa o normativa.

PRIMÀRIA

Variants amb a de diverses paraules: baina, bambolla, febra, pantaix, sagí, sutja, arrancar, avançar, contraure, distraure, esgarrar, jaure, llançar, nadar, nàixer, pantaixar, retraure, traure, xarrar.

Variants amb e de diverses paraules: amerar, arredonir, arxipèleg, bàlsem, cànter, cementeri, clevill, cordell, depòsit, endenyar, esme, estómec, fenoll, flamerada, llarguerut, màsquera, nàufreg, redó, redolí, sénia, sépia.

Grafia sense ròtica adventícia en les paraules alfàbega, cartó, desorde, murta, orde.

Grafia amb r etimològica (orquestra) i amb r patrimonial (tresor).

Plurals en -s de les paraules acabades en -sc, -st i -xt: boscs, contexts, discs, foscs, gusts, manifests, pretexts, texts, trists.

Plurals en -os de les paraules acabades en -sc, -st i -xt: boscos, contextos, discos, foscos, gustos, manifestos, pretextos, textos, tristos.

Plurals en -ns de les paraules hòmens, jóvens, òrfens, ràvens, clàssics i conservats en la major part dels parlars valencians.

Plurals en -s d'algunes paraules, alguns dels quals són més generals: marges, ordes, orgues, termes, verges.

Demostratius simples este, esta, estos, estes, eixe, eixa, eixos, eixes.

Possessius meu, meua, meus, meues, teu, teua, teus, teues.

Numerals huit, díhuit, dèsset, dènou, huitanta.

Formes verbals incoatives en -isc, -ix (patisc, patixes, patix, patixen, patisca, patisques, patisquen).

Imperfets de subjuntiu en -ara, -era, -ira (cantara, vinguera, patira).

Infinitius tindre, vindre i valdre (i els seus composts, com ara contindre, detindre, retindre; convindre, previndre, provindre; prevaldre).

Variants en -it d'alguns participis (complit, establit, oferit, omplit, reblit, sofrit).

Adverbis de temps: abans/ans, adés, anit, despús-ahir, despús-anit, despús-demà, enguany, enjorn, hui (o avui, viuen alguns parlars valencians septentrionals), prompte.

Adverbis de lloc ací, avant («cap avant», «d'ara en avant»), arrere («cap arrere», «fer-se arrere»).

Conjunció mentres.

Distinció de les preposicions per / per a.

Distinció entre les construccions al + infinitiu i en + infinitiu.

L'ús de la preposició com a, tant en sentit predicatiu com en sentit comparatiu.

Concordança del participi passat amb el pronom acusatiu de tercera persona.

Paraules vives ens els parlars valencians, ja documentades en els nostres escriptors clàssics i en altres texts valencians dels segles XIII al XVI: acaçar, afanyar-se, alçar, alfals, alfarrassar, alifac, arrapar, bellugar-se, bollir, brull, calça, canella, caragol, castic, corriola, cresol, cudol (clàssic còdol), desfici, eixir, engrunsar-se / gronsar-se, escurar, esmortir, espenta, espentar, espill, fadrí, faena, fardatxo, ferramenta, fesol, foguer, gelar, gesmil (clàssic gesmir), gola, got, granera, llepolia, llibrell, llima, matalaf, melic, muscle, ois, palometa, pigota, pitxer, poal, porga, quemenjar, rabosa, rajola, recialla, replegar / arreplegar, safanòria, solsir, tarquim, tocar (a la porta), tòs, torcar, trellat, verdader, vesprada, vidriola, xafar, xàrcia, xic, xiquet, xufa, xulla.

Parelles de variants o de sinònims, vius en els parlars valencians actuals, ja documentats en la llengua clàssica: afonar / esfondrar, arrel / raïl, arribar / aplegar, bescoll / clatell(clàssic clotell), calfar / escalfar, capell / barret, conrear / cultivar, dacsa / panís, defendre / defensar, endemà / sendemà, estrela (clàssic estela) / estel, gemecar / gemegar, unflar / inflar, mamprendre / emprendre, oroneta / oronella, paréixer / semblar, purna / espurna, rent / llevat, roig / vermell, sacsar / sacsejar.

Paraules, documentades en texts valencians medievals, que predominen en valencià general i que presenten un sinònim en registre formal: alacrà, albelló, amprar, arena, corder, escaló, juí, llanda, mitat, perjuí, prejuí, servici.

Parelles de variants o de sinònims vius en els parlars valencians actuals, el primer dels quals ja apareix documentat en el període clàssic: acatxar-se / ajupir-se, agafar / agarrar, avalotar / escarotar, escopir / escopinyar, mànega / màniga, renyó / ronyó.

Paraules vives en els parlars actuals, no documentades en texts dels segles XIII al XVI, que en alguns registres alternen amb les variants o els sinònims usats pels nostres escriptors clàssics: coentor / coïssor, corfa / escorça, gasto / despesa, *iaio / avi, quadro / quadre, xicotet / petit.

Innovacions del valencià modern (al costat d'altres sinònims i variants): amollar, bigot, *boçar / vomitar, bonegar, botella, *botijós / tartamut, calcetí, catxerulo, clòtxina / musclo, cosquerelles, *desficaci, desgel, desnugar, *dessubstanciat, *destarifat, *destrellatat, *desvanit, encanar-se, escabussar, escabussó, escopinyada, joguet, jupetí, milotxa, monyica, nuc, nugar, pallola, pitera, poregós, prunyó, puntelló, reballar, regallar, rogle, roín, rua (de pa), *tararot, tomaca, *trompellot, voladoret.

Paraules vives en els nostres parlars i documentades en l'època clàssica, que conviuen amb neologismes o paraules preses d'altres llengües però ja naturalitzades en valencià: desplegar / desenrotllar / desenvolupar, fumeral / ximenera, sotssecretari / subsecretari / vicesecretari, vacacions / vacances.

Unitats fraseològiques, generalment pròpies de la comunicació oral espontània: a estall, a soles, a tothora, al remat, bona cosa, donar pena, fer ois, fer parlar, fer pena, fer rogle, més aïna / més aïnes, ser oli en un cresol, tindre seguida, tirar (traure) el lleu, traure trellat.

1. ESO

Plurals en -ns de les paraules màrgens, órdens, òrguens, térmens, vèrgens, clàssics i conservats en alguns dels parlars valencians.

Plurals en -s de les paraules homes, joves, orfes, raves.

Numerals vuit, divuit, vuitanta.

Conjunció mentre.

2. ESO

Demostratius reforçats aquest, aquesta, aquestos, aquests, aquestes.

Demostratius reforçats aqueix, aqueixa, aqueixos, aqueixes.

Formes verbals en -eix, més habituals en els escriptors valencians clàssics (pateixes, pateix, pateixen).

Sinònims i les variants de les paraules anteriors.

Sinònims i les variants de les parelles de paraules anteriors.

Paraules, documentades en texts valencians medievals, que formen part del registre formal i que presenten un sinònim en valencià general: escorpí, claveguera, manllevar, sorra, anyell, graó, judici, llauna, meitat, perjudici, prejudici, servei.

BATXILLERATBATXILLERAT

Variants amb e o o de diverses paraules: beina, bombolla, febre, panteix, segí, sutge, arrencar, avençar, contreure, distreure, esguerrar, jeure, llençar, nedar, néixer, panteixar, retreure, treure, xerrar.

Variants amb a, i o o de diverses paraules: amarar, arrodonir, arxipèlag, bàlsam, càntar, cementiri, clavill, cordill, dipòsit, endinyar, esma, estómac, fonoll, flamarada, llargarut, màscara, nàufrag, rodó, rodolí, sínia, sípia.

Grafia amb ròtica adventícia en les paraules alfàbrega, cartró, desordre, murtra, ordre.

Imperfets de subjuntiu en -és, -ís, formes vives en alguns parlars valencians septentrionals i de més tradició clàssica (cantés, patís).

Infinitius tenir i venir (i els seus composts), variants clàssiques i pròpies d'alguns parlars meridionals.

Variants en -ert d'alguns participis (complert, establert, ofert, omplert, reblert, sofert).

El pleno saca adelante el acuerdo con 14 votos a favor y 4 en contra

J.C. FERRIOL (VALENCIA)

La sesión plenaria de la Acadèmia Valenciana de la Llengua celebrada ayer y que aprobó la propuesta que marca las pautas para la elaboración de los materiales curriculares del valenciano fue algo más movida de lo que se esperaba.

Pese a que el documento propuesto contaba con la aprobación unánime de la sección de asesoramiento lingüístico -en la que, al igual que el resto de secciones del ente académico, están representadas las dos sensibilidades lingüísticas-, la imposibilidad de llegar a un acuerdo unánime respecto a su contenido obligó a realizar una votación de la propuesta.

Finalmente, 14 de los 20 académicos -sigue sin cubrirse la vacante dejada por Xavier Casp- respaldaron el documento, 4 votaron en contra y uno se abstuvo. El director del Institut Interuniversitari de Filología, Rafael Alemany, se ausentó del pleno y no participó en la votación de la propuesta.

No obstante, el propio Alemany explicó a LAS PROVINCIAS que su salida del pleno no tenía relación alguna con la votación. El director del IIFV señaló que el documento aprobado de forma definitiva por la Acadèmia servirá para que los estudiantes puedan tener un dominio total de la lengua. «La lengua no puede limitarse a la realidad más próxima. Tiene que comprender una realidad más amplia», señaló.

Más debate

Fuentes del ente académico señalaron ayer que el voto contrario al documento que propone las pautas para la elaboración de los materiales curriculares podría tener su origen en el criterio expresado por algunos académicos durante la reunión de ayer, relativo a la conveniencia de que el ente académico no aprobara su recomendación -muy debatida en la sección de asesoramiento lingüístico, pero bastante menos por el pleno- hasta el próximo mes de enero.

La presidenta de la AVL, Ascensió Figueres, señaló al término de la reunión que el acuerdo adoptado por el ente normativo será trasladado a editoriales y autores de libros de texto en una reunión que se celebrará tras las fiestas navideñas, con el objetivo de exponer las orientaciones acordadas. Figueres subrayó que lo aprobado ayer es «un documento de trabajo» más que un acuerdo normativo, y recordó que el texto aprobado «no prohíbe formas, aunque sí que prima y asume como prioritarias las que están más próximas a la realidad lingüística de los valencianos».

A lo largo del debate celebrado ayer, algunos de los académicos que no forman parte de la sección de asesoramiento lingüístico propusieron varias enmiendas al texto propuesto por la sección. Las enmiendas, algunas de ellas referidas al cambio de ciclo formativo de alguno de los criterios propuestos, no fueron aprobadas en su totalidad, razón que podría justificar el voto en contra de 4 académicos y la abstención de un quinto.

Con todo, el resultado de la votación vuelve a abonar la pretensión del ente académico de aprobar por amplia mayoría sus acuerdos más significativos.


Levante, 10.12.2002

La AVL aconseja unas formas coloquiales y genuinas en primaria

Advierte al Consell que no instrumentalice el documento porque «son sugerencias»

A. G., Valencia

Un pleno de cuatro horas necesitó ayer la Acadèmia Valenciana de la Llengua (AVL) para aprobar unas «orientaciones y sugerencias» para la elaboración de materiales curriculares. No hubo consenso total, pese a la prolongada discusión, y cuatro académicos de los 20 actuales votaron en contra del documento. Otro se abstuvo y uno se había ido del cónclave a la hora de las papeletas.

Tanto la máxima representante de la AVL, Ascensión Figueres, como el presidente de la sección de Asesoramiento Lingüístico, Josep-Lluís Doménech, insistieron una y otra vez al término de la reunión en que se trata de un «documento técnico», «abierto a la comunidad educativa», con la que se pretende mantener algunos encuentros a partir de ahora.

También advirtieron de posibles manipulaciones del acuerdo, en referencia a la actuación del Consell con los acuerdos normativos. «No nos gustaría que fuera instrumentalizado por nadie», dijo Figueres. Y Doménech, principal responsable del documento como presidente de Asesoramiento, concretó que «si la conselleria (de Educación) dice que los editores han de aplicar estos criterios sería una instrumentalización».

Este peligro de utilización del documento fue uno de los ejes de la discusión en la Acadèmia, algunos de cuyos miembros consideran un error aprobar estas sugerencias. Un miembro de la AVL comentó que son «empobrecedoras» e «imprudentes» y propician que la lengua con la que se educarán los niños estará «divorciada de la literatura y los clásicos».

Algunos ejemplos son que el demostrativo reforzado «aquest» no se aconseja que se introduzca hasta el segundo ciclo de ESO (a los 14 años) y verbos como «tenir» hasta los 16 (Bachillerato). Las formas verbales acabadas en «-eix» también se postergan hasta los 14 años, como el numeral «vuit». Los subjuntivos en «és, -ís» y los participios en «-ert» quedan para el Bachillerato.

Plurales como «homes» y «joves» no se recomiendan hasta el primer ciclo de ESO, frente a «hòmens» y «jóvens». Lo mismo ocurre con la conjunción «mentre» frente a «mentres». Palabras como «sorra» y «judici» no se indican hasta los 14 años, frente a «arena» y «juí».

Ascensión Figueres y Josep Lluís Doménech aseguraron que no se trata de «ninguna prohibición». La presidenta señaló en este sentido que «lo deseable sería que todas las editoriales se pusieran de acuerdo» e hicieran uso de estos consejos. Los acuerdos normativos, la dedicación especial a las formas genuinas y la prioridad de la realidad inmediata son algunas consideraciones utilizadas para este documento.


El País, 10/12/2002, tret de la llista Migjorn

L'Acadèmia suggereix l'ús de 'este' més que 'aquest' en Primària

S'aproven les orientacions per als editors abans de consultar-los

Figueres, que va paréixer més relaxada que en altres ocasions després de l'aprovació del document, va reclamar que "no s'instrumentalitze per part de ningú" l'acord. Precisament, el temor d'alguns acadèmics és que la Conselleria d'Educació i Cultura impose l'ús obligatori de les formes que consideren més genuïnes i col·loquials, com ha succeït en l'aplicació de la normativa aprovada per la pròpia Acadèmia.

Domènech va insistir que s'ha d'evitar qualsevol instrumentalització i va incidir en el caràcter d'esborrany del text, basat en l'estudi lingüístic i pedagògic de les diferents etapes educatives. "Tindre en compte les formes genuïnes no significa que no hi haja altres formes estandard", va indicar.

La proposta conté en la seua part final una llista de paraules "a títol d'exemple" en les que s'especifica les recomanacions lingüístiques. Per exemple, en Primària se suggereix cartó, tresor, màrgens, meua o huit; i en primer cicle d'ESO, cartró, marges, meva o vuit.

Gran part de la discussió del ple d'ahir es va centrar en la conveniència d'aprovar el text o postergar-lo i reunir-se prèviament amb els editors i el món acadèmic.

L'acadèmic i membre de l'Institut Interuniversitari de Filològia Valenciana Antoni Ferrando va manifestar que la proposta aporta una "visió empobridora de la llengua" i va considerar una "imprudència" no parlar amb anterioritat amb els sectors afectats. Un altre acadèmic va contestar que ara, amb el document en la mà, és el moment d'iniciar els contactes per a millorar el mateix.

D'altra banda, l'AVL publicarà una edició facsímil de les Normes del 32 amb motiu del seu pròxim 70 aniversari. Un acadèmic es va preguntar per què no una visió crítica o un estudi, en comptes de cultivar la "facsimilitis" acrítica.