Legislació lingüística - cdlpv

Levante, 31.10.2003

La catedrática Barceló dimite de la AVL tras varios choques con el sector oficialista

La profesora, que alega motivos de salud, dice que mantendrá su actitud crítica y de respeto

A. G., Valencia

La catedrática de la Universitat de València Carme Barceló sorprendió ayer a los miembros de la Acadèmia Valenciana de la Llengua (AVL) al presentar su renuncia irrevocable al término de un pleno que se auguraba tranquilo. Para evitar presiones y posibles interferencias, la ya ex académica había pasado previamente por el registro oficial su escrito de dimisión, que leyó a los componentes de la institución lingüística, a la que Barceló pertenecía desde su constitución en julio de 2001, cuando fue elegida por el cupo del PSPV. La profesora de Lengua Árabe y ex directora del departamento de Filología Catalana de la Universitat era, hasta ayer, uno de los seis académicos miembros también del Institut Interuniversitari de Filologia Valenciana (IIFV).

Barceló alega en su escrito «motivos de salud», ya que los médicos «me aconsejan —dice— reducir la actividad», afirma. Ante ello, según la información aportada por fuentes oficiales, «elijo mi actividad habitual», señala la catedrática. Esta ya dejó durante un tiempo la actividad ordinaria de la Acadèmia al recibir la baja laboral por problemas anímicos.

En otro momento del documento, y de acuerdo con las mismas fuentes, la especialista en árabe y valenciano subraya que a partir de ahora recibirá los acuerdos de la Acadèmia con «la misma actitud crítica» que ha mantenido durante las horas de debate, pero «con el mismo respeto por nuestra institución que he adoptado desde el primer día y con el mismo entusiasmo por difundir y dignificar nuestra lengua».

La presidenta de la AVL, Ascensión Figueres, pidió ayer a Barceló que reconsiderara su decisión, pero esta, que la había mantenido en secreto para que nadie pudiera influir sobre ella, se negó.

Según ha podido saber este diario, los motivos de salud alegados por la catedrática se unen a la situación cada vez más incómoda en que se encontraba por esa «actitud crítica» mencionada en su escrito.

Discusión en la sección

El momento álgido de esa posición difícil se vivió en la penúltima reunión de la sección de Gramática, celebrada a finales de septiembre. De acuerdo con los comentarios de diversos académicos, Barceló —una defensora de las tesis clásicas de la Universidad sobre la cuestión lingüística, según la definición de un compañero— fue atacada duramente por algunos miembros de la sección, cercanos a las posturas de la presidencia sobre las actividades de la AVL y el ritmo de estas.

La citada área es la que se encarga de la confección de una gramática oficial y, en estos momentos, se encuentra en plena discusión de la normativa ortográfica.

El tono de los comentarios hacia Barceló fue tan elevado que la sesión tuvo que interrumpirse de manera brusca. A la siguiente reunión de sección ya no acudió.

Además, según las informaciones recabadas por este diario, la catedrática mantuvo también un enfrentamiento verbal con un académico de la citada línea en una reciente reunión del grupo de designados por el PSPV, a la que también acudió un representante del partido. En esa disputa dialéctica, el miembro de la AVL la invitó incluso a dejar la entidad si no estaba a gusto.

Tercera vacante en dos años de existencia

A. G., Valencia

La renuncia de Carme Barceló supone la tercera vacante en la Acadèmia Valenciana de la Llengua. Todas ellas están sin cubrir, ya que es necesario un acuerdo de los grupos mayoritarios en las Cortes (PP y PSPV-PSOE) para la elección de los sustitutos.

La dimisión de Barceló se une a la de Xavier Casp, presentada en septiembre de 2002. El poeta, referente simbólico del secesionismo lingüístico durante décadas, también justificó su decisión en motivos de salud, aunque se fue de la entidad sin reconocer sus acuerdos normativos, que oficializaron el valenciano utilizado por la conselleria de Educación desde 1983.

La segunda vacante se produjo en febrero de este año por el fallecimiento del secretario de la entidad, Alfred Ayza. La de Barceló es la primera baja en el grupo de diez académicos designados por el PSPV.

En el pleno de ayer, se aprobó por unanimidad, por otra parte, unas reglas internas de funcionamiento que fijan el desarrollo de los plenos, las secciones y la actividad diaria de la institución. La propia Barceló, junto con otros académicos, era una de las impulsoras de esta iniciativa, cuya finalidad inicial era eliminar la arbitrariedad de algunas decisiones sobre la marcha de las reuniones. No obstante, el texto inicial ha sido objeto de un importante debate para que llegara al pleno sin plantear problemas.

Visita del Institut d'Estudis Catalans

Por otra parte, la AVL recibe hoy la visita de una delegación del Institut d'Estudis Catalans (IEC) en respuesta del viaje anterior a Barcelona. El Grup d'Acció Valencianista (GAV) anunció ayer que realizará una protesta ante la sede de la AVL por esta visita.