Legislació lingüística - cdlpv

Levante, 31.01.2003

La Acadèmia reorganiza sus secciones tras los problemas por alguna sustitución

A. G., Valencia

La Acadèmia Valenciana de la Llengua (AVL) vivió ayer el pleno más breve de su historia (a excepción del de la constitución), en el que todos los puntos salieron adelante por unanimidad. Los académicos acordaron una reorganización de las secciones y comisiones después de que en los últimos tiempos se haya producido alguna tensión por la convocatoria de suplentes sin respetar el orden fijado en su día. De esta manera, el criterio general ha sido el de declarar miembros de pleno derecho a los que hasta ahora eran suplentes. Además, se ha producido algún pequeño salto de un área a otra.

Asimismo, la AVL decidió la composición de la comisión que discutirá con editores y docentes las polémicas orientaciones para la elaboración de libros de texto. Estará formada por Josep Lluís Doménech, Lluís Meseguer, Artur Ahuir y Jordi Colomina.

Otra comisión aprobada ayer se encargará de estudiar las enmiendas presentadas al Diccionari ortogràfic valencià, que, según las previsiones, debe estar acabado a mediados de año. Estará compuesta por Verònica Cantó, Antoni Ferrando, Colomina y Ramón Ferrer.

El pleno acordó también la convocatoria de unas becas de investigación sobre el valenciano por valor de 30.000 euros (5 millones de pesetas). La Acadèmia dio ayer luz verde igualmente a dos convenios con la Universitat de València y otros dos con la de Alicante para estudios históricos de la lengua. Su presupuesto es de 120.000 euros.