Legislació lingüística - cdlpv

Levante, 22.01.2003

La Acadèmia admite el fracaso de sus recomendaciones ante el sector educativo

Los miembros de la entidad no concretan el futuro de las orientaciones para libros de texto

A. G., Valencia

La Acadèmia Valenciana de la Llengua (AVL) mantuvo ayer la segunda ronda de contactos sobre las recomendaciones para la elaboración de libros de texto que aprobó en el pleno de diciembre. Tras escuchar las críticas de los editores, le tocó ayer al sector educativo, quien insistió también en el rechazo al documento preparado por la sección de Asesoramiento Lingüístico de la AVL. La Mesa per l'Ensenyament en Valencià acudió por la mañana a San Miguel de los Reyes. La delegación de la Acadèmia fue menos numerosa que con los editores: la presidenta, Ascensión Figueres; el responsable de la sección, Josep-Lluís Doménech, y Honorat Ros, Antoni Ferrando y Artur Ahuir. A diferencia de la reunión anterior, faltaron Josep Palomero y Lluís Messeguer, aunque se unió Ferrando.

El «tono cordial» del encuentro no impidió «la claridad» en las opiniones de unos y otros, manifestó la Mesa en un comunicado. Los académicos defendieron así su competencia para elaborar las recomendaciones -algo que la organización educativa rechaza de plano-, pero reconocieron «reiteradamente» que la propuesta es «discutible y mejorable» y que «no ha sido afortunada a la vista de las respuestas que ha obtenido desde diversos sectores».

Según la explicación de la Mesa, la AVL puso énfasis en que las orientaciones son un documento «abierto y no prescriptivo». Asimismo, los académicos no concretaron qué pasará con este texto y dijeron que a partir de las opiniones escuchadas se plantearán qué hacer.

Los representantes de la Mesa, que destacaron el valor de la reunión como inicio del diálogo, fueron contundentes ante los académicos en su evaluación de las orientaciones, que consideran «insólitas» y «una intromisión» en las competencias docentes. Asimismo, calificaron de «desafortunada» la confección de listas de palabras por niveles educativos.

Las recomendaciones de la AVL dan prioridad a formas genuinas y coloquiales en los ciclos inferiores de la educación. Fueron aprobadas en diciembre, aunque ya cuatro académicos votaron en contra, uno se abstuvo y otro se ausentó.

Postura de la AVL

- Los representantes de la Acadèmia se reunieron por la tarde con la Federació Escola Valenciana, con su presidente, Diego Gómez, a la cabeza. No obstante, un miembro de esta asociación ya había formado parte de la delegación de la Mesa que fue a la sede de la AVL por la mañana. Así, el encuentro con FEV se centró en asuntos de normalización.

- La Acadèmia destacó de la cita con la Mesa que se pudo aclarar que las orientaciones son «una herramienta de trabajo», no un texto cerrado, aunque resaltó que sí que están dentro de sus competencias. «Los académicos -dijo la AVL- han pedido a la Mesa una mayor concreción» de sus críticas. No obstante, la Acadèmia no mostró una voz uniforme, ya que Ferrando criticó el texto y reclamó una interlocución permanente con el sector educativo.