Legislació lingüística - cdlpv

Levante, 11.01.2003

Figueres: «La AVL fue importante para la autodeterminación»

La memoria reivindica los fines del Pacte per la Llengua

A. G., Valencia

La presidenta de la Acadèmia Valenciana de la Llengua (AVL), Ascensión Figueres, cumplió ayer con el trámite protocolario de entregar la memoria de 2001 de la institución a la máxima representante de las Cortes, Marcela Miró. Tal como adelantó este diario, el informe incorpora una enmienda en la que la Acadèmia insta a PP y PSPV a cumplir «el espíritu y la letra» del Pacte per la Llengua y reclama el impulso del Consell para incrementar el uso del valenciano y su prestigio social.

El documento, que subraya como «recomendación y principal» la «urgencia» de cumplir con el acuerdo lingüístico que dio lugar a la constitución de la AVL, fue introducido en la memoria en el pleno del pasado 18 de diciembre en Castelló, cuando se aprobó el informe de las actuaciones de 2001. Este es breve (55 páginas), ya que la entidad comenzó a funcionar en septiembre de ese año.

Tras el encuentro con Miró, Figueres destacó la «satisfacción» por la creación y el funcionamiento de la Acadèmia. Su constitución, dijo, «fue importante para la autodeterminación de los valencianos».

La presidenta no entró a valorar el cumplimiento del Pacte per la Llengua en 2002, pero anunció que existe una propuesta en la sección de Fomento del Valenciano para elaborar un Llibre blanc d´Ús de la lengua, el cual se avanzará en 2003, aunque consideró que se finalizará el próximo año.

La memoria incluye el texto aprobado por la AVL sobre los currícula de la asignatura de valenciano y una presentación en la que Figueres indica que las palabras clave en la Acadèmia son«pluralismo, diálogo y rigor científico». Añade que el edificio que se pretende construir es «sólido y duradero».