Legislació lingüística - cdlpv

Levante, 19.12.2002

Una delegación de la Acadèmia se reúne en secreto con el Institut d'Estudis Catalans

El vicepresidente y dos miembros más de la Acadèmia se reunieron la pasada semana en Barcelona con los responsables de la sección filológica del Institut d'Estudis Catalans (IEC). Les presentaron los documentos elaborados hasta ahora por la AVL. Ni la junta de gobierno ni el pleno habían sido informados. Ayer, ante el pleno, Josep Palomero dijo que se trató sólo de «un encuentro entre amigos».

A. G., Valencia

Tres miembros de la Acadèmia Valenciana de la Llengua (AVL) se reunieron el pasado día 11 en Barcelona con una nutrida representación de la sección filológica del Institut d'Estudis Catalans (IEC). El encuentro se llevó con el máximo secreto, hasta el punto que no ha sido comunicado a la directiva ni estaba en el orden del día del pleno de ayer, celebrado en Castelló. Sin embargo, el asunto salió a relucir en esta sesión plenaria al pedir información uno de los académicos sobre esta cita, informaron ayer fuentes oficiales de la institución normativa.

La respuesta que dio el vicepresidente, Josep Palomero, a la pregunta del académico es que se trató simplemente de «un encuentro entre amigos», que no tiene consideración de reunión «oficial». «Es gente que es amiga y se ha encontrado. Nada más. Oficialmente no ha habido ningún contacto», explicó un portavoz oficial de la Acadèmia.

El secretario de la sección filológica del IEC, Isidor Marí, confirmó ayer a este diario la existencia de este contacto con miembros de la AVL, pero declinó aportar datos sobre el contenido de la misma ya que «aún no se ha dado información completa a toda la sección filológica». «No quisiera comprometer la relación entre las instituciones con ningún comentario», agregó Marí.

La Acadèmia ha realizado ya visitas de protocolo a la Real Academia Española y a la institución lingüística gallega. En esos casos, siempre se ha desplazado la junta de gobierno al completo y se ha dado publicidad a las mismas. La idea inicial era visitar también el IEC y la Academia de la Lengua Vasca.

En el encuentro del pasado día 11 en Barcelona, participaron por la AVL Josep Palomero, Jordi Colomina y Lluís Messeguer. Por el IEC, el nuevo presidente de la filológica, Joan Martí, Isidor Marí y otros tres miembros más.

Según la información recabada por este diario, los académicos valencianos entregaron la ley de creación de la AVL, los acuerdos normativos, el organigrama de secciones y las orientaciones para los libros de texto. De acuerdo con estos datos, la cita fue cordial, aunque el IEC criticó algunos criterios dialectalizadores utilizados por la Acadèmia.

Segunda cita

- La reunión de un grupo de académicos con representantes del IEC es la segunda (conocida) que tiene lugar desde la constitución de la Acadèmia. Ambas se han desarrollado en secreto.

- Hace ahora un año, la presidenta, Ascensión Figueres, mantuvo un encuentro con el entonces presidente del IEC, Manuel Castellet, en Alcanar (Tarragona), ciudad equidistante entre Valencia y Barcelona.

-Figueres negó tajantemente a este diario la existencia de ese encuentro, aunque más tarde lo reconoció en otro medio de comunicación, lo que le valió duras críticas en los sectores contrarios a la unidad de la lengua.

Colón declara su escepticismo sobre la AVL y le pide que nunca ataque la unidad de la lengua

Mario Almela, Castelló

El filólogo castellonense y catedrático de la Universidad de Basilea (Suiza) Germà Colón, manifestó ayer su «escepticismo» ante la Acadèmia Valenciana de la Llengua (AVL) y le pidió que no sea «sectaria» durante una conferencia organizada por este organismo con motivo del setenta aniversario de les Normes de Castelló.

Colón dictó su ponencia junto a la presidenta de la AVL, Ascensión Figueres -que no aplaudió al final del acto-, manifestando que «yo era y soy poco partidario de las academias en general; y, perdónenme, era y aún soy bastante escéptico sobre la Acadèmia Valenciana de la Llengua. Querría equivocame. Cuando se decidió la creación de esta institución, me hizo un efecto deplorable el subterfugio perifrástico para definir el valenciano y su carácter (...) en lugar de calificar las cosas por su nombre, es decir, que el valenciano es una variante de la lengua catalana, como variantes son también el mallorquín, el leridano o el barcelonés». El filólogo añadió: «Espero de todo corazón que la actividad de esta academia nunca vaya dirigida contra la unidad de la lengua catalana, lengua de la que el valenciano es una parte importantísima».

Convenios aplazados

Por otra parte, el pleno de la Acadèmia votó ayer mayoritariamente a favor de dejar para más adelante los convenios que estaba previsto firmar con las universidades de Valencia y Alicante de cara a los trabajos de un Diccionari Històric. El pleno sí que aprobó, sin embargo, la memoria anual de actividades del año 2001.

Figueres reivindica para la AVL el espíritu de les Normes del 32

La presidenta reclama que la sociedad asuma los acuerdos de la institución

Efe, Castelló

La presidenta de la Acadèmia Valenciana de la Llengua (AVL), Ascensión Figueres, presentó ayer en Castelló el primer libro de la institución, dedicado a la conmemoración del 70 aniversario de les Normes de Castelló, con una tirada de 6.000 ejemplares, y con el que se pretende difundir el valor de les Normes, y «para que los ciudadanos las aprecien».

Figueres señaló que estas «fueron las primeras normas que pusieron orden a la ortografía valenciana». El libro, De les Normes de Castelló a la Acadèmia Valenciana de la Llengua, del que se editarán 6.000 ejemplares, contiene un facsímil del texto de les Normes que se conserva en la Biblioteca valenciana, donde se podrán ver las firmas originales y las normas escritas a máquina con correcciones encima. Será repartido en todos los ayuntamientos y los centros educativos. Asimismo incluye el dictamen que hizo el Consell Valencià de Cultura en año 1997 y la lista de las entidades que comparecieron.

La presidenta de la AVL señaló que en 1932 les Normes de Castelló supusieron un «consenso», y añadió que este continúa hoy en el espíritu de la Acadèmia.

Y consideró que también es necesario ese consenso en la sociedad, ya que, explicó, «no es suficiente que sólo lleguemos a acuerdos en la Acadèmia, es preciso que la sociedad sea capaz de asumirlos y aceptarlos como propios».

Figueres, que pasó unos minutos con el único superviviente de los firmantes de les Normes, Joan Simon, señaló que la AVL ha querido centrar la conmemoración en Castelló por ser el lugar donde se firmaron y porque la iniciativa partió de la Societat Castellonenca de Cultura.

Las universidades exigen a la AVL que actúe e impida la «censura lingüística» del Consell

El Institut dice que las sugerencias para libros de texto «contribuirán al desconcierto». Figueres: «Nadie puede quitarnos la autoridad para realizar recomendaciones».

S. Barberá/E. Pallardó, Castelló

El Institut Interuniversitari de Filologia Valenciana (IIFV) considera indispensable que «la Acadèmia Valenciana de la Llengua denuncie e impida la censura lingüística ejercida por el actual gobierno valenciano» y al mismo tiempo ve «inaceptable el silencio de la AVL frente a las constantes manipulaciones de la lengua, en temas que afectan sus competencias específicas» y le pide «que abra un verdadero diálogo con el mundo educativo y editorial valenciano sobre cualquier propuesta relativa a los materiales curriculares»

Estas son las conclusiones aprobadas por 17 de los 20 miembros que ayer acudieron a la reunión ordinaria que celebró el Institut en la Universitat Jaume I de Castelló y en la que estudiaron el documento Orientacions i suggeriments per a l'elaboració de materials curriculars escrits en valencià aprobado por la AVL el día 9. El escrito lo remitirán a la presidenta de la Acadèmia, Ascensión Figueres, hoy mismo. En la reunión se encontraban cuatro miembros que pertenecen al mismo tiempo a la AVL y al IIFV (Rafael Alemany, Jordi Colomina, Lluís Messeguer y Antoni Ferrando).

Los miembros del Institut reprobaron que «no es competencia de la AVL el asesoramiento pedagógico ni sus miembros son competentes en aspectos psicopedagógicos».

Esta propuesta, añaden, «marca un divorcio con la tradición literaria valenciana, los usos lingüísticos de los actuales escritores valencianos, las recomendaciones de los grandes gramáticos valencianos del siglo XX y toda la tradición educativa desde la aprobación de la Llei d'Ús».

Los firmantes del texto afirman que «en una situación como la actual, en la que la administración y el gobierno autonómico continúan ejerciendo la presión y la censura lingüística, la propuesta únicamente contribuirá al desconcierto y al desánimo en los sectores sociales y educativos comprometidos en la dignificación y promoción de la lengua».

En el mismo escrito también se afirma que las orientaciones de la Acadèmia manifiestan un «profundo desconocimiento de lo que es la realidad de la escuela valenciana».

Réplica de Figueres

Ascensión Figueres respondió que a la AVL «nadie puede quitarle la autoridad que tiene para realizar recomendaciones en materia lingüística». La presidenta aseguró que los académicos realizarán recomendaciones sobre el modelo de lengua de los libros de texto y «no sobre el contenido».

Además, fue contundente al recordar que una de las funciones de la Acadèmia es revisar toda la producción oficial en valenciano y «nadie nos puede quitar esta competencia». Figueres añadió: «Pensamos que no estamos invadiendo el terreno de nadie ni de ningún organismo».