Legislació lingüística - cdlpv

Levante, 11.12.2002

El PP modifica un proyecto del Consell para incluir palabras no aceptadas por la AVL

La comisión de Economía de las Cortes aprobó ayer un paquete de enmiendas del grupo popular a la ley de Presupuestos para introducir términos como "desenrotll" o "naturalea", no aceptados por la Acadèmia.

A. G., Valencia

Las Cortes Valencianas aprobaron ayer once enmiendas a los Presupuestos de la Generalitat de 2003 propuestas por el grupo popular, la mayoría de las cuales de contenido lingüístico. Algunos de los cambios aceptados ayer en la comisión de Economía suponen cambiar términos valencianos en el redactado final para incluir otros no considerados oficiales por la Acadèmia Valenciana de la Llengua (AVL).

La enmienda 11 a la ley de Presupuestos proponía cambiar "vellesa" por "vellea" y lo mismo ocurría con el vocablo "naturalesa", que el PP pedía sustituirlo por "naturalea". Ambas iniciativas fueron aprobadas en la comisión gracias a la mayoría del PP.

Estos sustantivos terminados en "-ea" no están aceptados en estos momentos por la Acadèmia (la máxima autoridad lingüística sobre el valenciano), ya que no aparecen recogidos en el acuerdo sobre la normativa del pasado 20 de mayo ni están incluidos en el programa informático SALT de traducción al valenciano, cuyos contenidos fueron declarados oficiales en el citado acuerdo de los académicos.

La enmienda 124 del grupo parlamentario del PP también proponía el cambio de la palabra "desenvolupament" por "desenrotll". La idea también fue aceptada, a pesar, de nuevo, de que el vocablo incluido en la versión valenciana de la ley de Presupuestos tampoco está recogido en el pacto de la AVL del 20 de mayo ni en el SALT. "Desenrotllar" sí que aparece en los documentos normativos de la Acadèmia, pero no "desenrotll".

Asimismo, el PP dio el visto bueno al recambio de "tenir" y "perjudici" por "tindre" y "perjuí", respectivamente. Estas últimas formas sí que son oficiales y, según el dictamen de los académicos, son además las más extendidas en las hablas valencianas.

Los términos sustituidos ("vellesa", "naturalesa", "desenvolupament", "perjudici" y "tenir") sí que son considerados oficiales por la AVL, aunque en los tres últimos casos precisa que conviven con otras variantes más genuinas ("desenrotllament", "perjuí" y "tindre").

La firma de Maluenda

Estas enmiendas de contenido lingüístico del grupo del PP están firmadas por su portavoz adjunto Rafael Maluenda, a diferencia del resto de proposiciones, suscritas por el portavoz de Economía del grupo, Ricardo Costa.

Las terminaciones en "-ea" de sustantivos son un rasgo característico de las Normes del Puig, contrarias a la unidad de la lengua. Fuentes de la Acadèmia apuntaron ayer a este diario que existe la posibilidad de que estas formas, habituales en la lengua clásica, sean incluidas en el futuro Diccionari Normatiu de la AVL al lado de las evolucionadas en "-esa", pero subrayaron que esa idea no ha sido aún votada y, por ahora, es sólo una intención.

Un miembro de la Real Academia Española defiende la unidad de la lengua en Valencia

A. G., Valencia

El miembro de la Real Academia Española (RAE) José Antonio Pascual defendió ayer en Valencia la unidad de la lengua y calificó de "incomprensibles" las acusaciones vertidas contra el director de esta entidad, Víctor García de la Concha, tras su discurso en el Senado, donde calificó el valenciano de "modalidad" del catalán y apoyó, en este sentido, la definición actual de la lengua autóctona recogida en el Diccionario de la RAE.

Pascual, que participó ayer en la segunda fase del coloquio internacional La configuració social de la norma lingüística a l´Europa llatina, celebrada en la Facultad de Filología de Valencia, señaló que, en su opinión, no existe ningún conflicto sobre esta cuestión. "Cada lengua tiene sus variedades", apuntó. Y agregó: "El valenciano no parte del hebreo. Yo entiendo el valenciano y he estudiado catalán". De esta manera, el académico de la Española sentenció sobre la lengua vernácula: "Me sería difícil decir que es distinta al catalán. Es como si dijera que el andaluz es otra lengua diferente del español".

El catedrático de la Universidad Carlos III de Madrid se mostró de acuerdo con la definición de valenciano del Diccionario de la RAE. En declaraciones a este diario, dijo de ella que es "negociada, razonable y veraz".

Pascual consideró en su intervención que se ha llegado al final de un largo periodo "en el que todas las lenguas han buscado la separación". El académico se mostró partidario en este sentido del contacto con otras lenguas y del intercambio. Previno además contra "las interpretaciones épicas" de la lengua, que se centran en el combate del castellano con el inglés por la primacía mundial. Calificó así de "disparate" estos esfuerzos.

"Más que ganar terreno, la lengua requiere buenos diccionarios y buenas gramáticas", subrayó. Esta idea la resumió en el lema "Más trabajo sobre la lengua y menos fotos, menos épica".

Pascual no se mostró reacio a los cambios ortográficos, como los obligados por internet, pero consideró "imposible" grandes cambios a estas alturas y abogó por "soluciones técnicas".