Legislació lingüística - cdlpv

Més avall Levante i Las Provincias i reacció del PP

A més, annex de pensament vacu:

L'AVL crea una ponència per a estudiar el nom de la llengua

VALENCIA, 25.06.2004 (EUROPA PRESS)

El ple de l'Acadèmia Valenciana de la Llengua ha aprovat hui per majoria absoluta la creació d'una ponència destinada a l'elaboració d'un document sobre l'onomàstica de la llengua "des del respecte a la legalitat estatutària", segons la redacció final acordada pels membres de l'ens normatiu.

Segons han informat fonts de l'AVL, la ponència —creada per 17 vots a favor, un en contra i una abstenció— estarà integrada pels acadèmics Rafael Alemany, Manuel Publicidad Pérez Saldanya, Angel Calpe i Ramon Ferrer.

Esta ponència s'encarregarà, segons les mateixes fonts, de "preparar l'estudi sobre el nom del sistema lingüístic, una reflexió que una vegada elaborada serà debatuda pel ple abans de ser aprovada definitivament". L'elecció dels quatre membres de la comissió també va comptar amb el suport majoritari dels membres de l'Acadèmia.

El ple de l'AVL "no va entrar en més consideracions sobre el futur document", segons van assenyalar, amb l'objectiu que la ponència "tinga plena llibertat i el temps necessari per a elaborar el treball d'onomàstica". Tot i això, van indicar que el terme valencià "tal com recull l'estatut d'autonomia, és el terme legal i estatutari".

D'altra banda, els membres de l'Acadèmia van ser informats del canvi de criteri de la família Martí Domínguez sobre l'homenatge que l'AVL volia fer a l'escriptor i periodista d'Algemesí per a commemorar enguany el Día de les Lletres Valencianes. L'Acadèmia, "respectuosa amb la voluntat de la família, anul·la els actes previstos", van indicar.

Levante, 26.06.2004

Figueres: «El nombre de la lengua debe incluir 'valenciano'»

La ponencia sobre la denominación tendrá dos miembros de la Universitat y dos de la RACV

A. E., Valencia

La presidenta la Acadèmia Valenciana de la Llengua (AVL), Ascensión Figueres, defendió ayer que el término «valenciano» debe aparecer en el nombre de la lengua. El pleno de la institución aprobó, con 13 votos a favor, uno en contra y cinco abstenciones, la creación de una ponencia para estudiar la denominación del idioma «desde el respeto a la legalidad estatuaria», según Figueres.

La ponencia, que estará integrada por los académicos Rafael Alemany, Manuel Pérez Saldaña, —ambos profesores de la Universitat— Ángel Calpe y Ramón Ferrer —procedentes de RACV—, se encargará de preparar el estudio sobre el nombre del sistema lingüístico, una reflexión que una vez elaborada será debatida en comisión y posteriormente en pleno para su aprobación definitiva.

La inclusión de Ferrer fue a propuesta de la presidenta. Una comisión de cuatro miembros, dos de la RACV y dos del Institut Interuniversitari de Filología Valenciana (IIFV), hace en principio muy complejo que pueda llegar a un punto de encuentro. El pleno de la Acadèmia no entró en consideraciones sobre el futuro documento «con el fin de que la ponencia tenga plena libertad para elaborar el trabajo», según fuentes de la institución, aunque recordaron que el término valenciano «es el legal y estatutario». Miembros de la AVL insistieron ayer que era, en su opinión, inadecuado crear la comisión y reabrir de esa forma el debate sobre el idioma, y recordaron que el término científico es el de «lengua catalana». La Acadèmia ya ha empezado a utilizar de manera interna la fórmula «valenciano-catalán», que propugna el presidente de la sección de Lexicografía, Jordi Colomina.

Sin homenaje a Martí Domínguez

La Coalición Valenciana, que lidera Juan García Sentandreu, se mostró en contra de la ponencia sobre la denominación del idioma y acusó al conseller Esteban González Pons de utilizar la AVL para conseguir la unidad lingüística. Por contra, el secretario de organización de ERPV, Toni Cucarella, que ayer mantuvo en Barcelona un encuentro con el conseller en cap y responsable de la política lingüística de la Generalitat de Cataluña, Josep Bargalló. Cucarella le trasmitió la preocupación, que existe, según él, en el «País Valenciano por la trayectoria segregadora» de la AVL y por «el peligro de que se rompa la unidad del catalán».

Por otra parte, los miembros de la AVL fueron informados del cambio de criterio de la familia Martí Domínguez sobre el homenaje que la institución quería hacer al escritor y periodista de Algemesí para conmemorar este año el Día de las Letras Valencianas, y anularon los actos previstos.

Secesionistas y unionistas debatirán en igualdad sobre el nombre de la lengua

La Acadèmia nombra dos ponentes de cada sector y evita poner plazos al acuerdo

La Acadèmia Valenciana de la Llengua aprobó ayer, con 17 votos a favor y sólo uno en contra, crear una ponencia para abordar el debate sobre la denominación de la lengua. El acuerdo adoptado no pone ningún plazo para concretar una propuesta en firme ni especifica ninguna propuesta de nueva denominación.

FERRIOL MOYA/ VALENCIA

"Que nadie condicione ni interfiera en el trabajo de esta ponencia". Las palabras de uno de los asistentes al pleno de la Acadèmia Valenciana de la Llengua celebrado ayer reflejan el espíritu con el que los miembros del ente normativo del valenciano sacaron ayer adelante la propuesta de creación de una ponencia que abra la denominación sobre el "sistema lingüístico" al que pertenece el valenciano.

La iniciativa salió adelante con menos problemas de los esperados. La propuesta de crear esa ponencia —o lo que es lo mismo, la oportunidad de abrir ahora este debate— salió adelante por aplastante mayoría (diecisiete votos a favor, uno en contra y una abstención). Los académicos vinieron a coincidir en la necesidad de abordar ya una cuestión que, según algunos miembros del ente normativo, puede servir de solución a polémicas planteadas como la catalogación de libros en la Biblioteca Nacional o la traducción de la Constitución Europea.

En lo que no se logró tanto grado de acuerdo fue en la composición de la ponencia encargada de elaborar un documento sobre este debate. La propuesta inicial —con seis componentes— fuera rechazada por poco operativa. La definitiva, con cuatro miembros, fue aprobada por trece votos favorables, cinco en blanco y uno en contra. El dato más significativo del debate, y que refleja a la perfección el espíritu con el que el órgano normativo afronta este trabajo, fue el de la composición definitiva de la ponencia. Los cuatro miembros que se encargarán de abordar esta cuestión son, por una parte, Rafael Alemany —ex director del Institut Interuniversitari de Filología— y Manuel Pérez Saldanya —miembro de este mismo órgano—, y por el otro, Àngel Calp y Ramón Ferrer, miembros de la Real Academia de Cultura Valenciana. De esta manera, las dos sensibilidades del debate lingüístico —la partidaria de la unidad lingüística y la que defiende el carácter singular del valenciano— se reparten al 50% la comisión.

Sin plazos

Con un ambiente tan enrarecido como el actual —la RACV no ha querido siquiera reunirse con la institución que preside Ascensió Figueres, y el encuentro con el Institut Interuniversitari de Filología (IIF) fue distante—, la Acadèmia quiso dejar claro ayer que el acuerdo adoptado no afecta a la denominación de la lengua —que seguirá siendo "valenciano", "lengua valenciana" o "idioma valenciano" en el ámbito de la Comunidad— y se refiere únicamente al término con el que se conoce el "sistema lingüístico". Y sobre todo, que no existe ninguna conclusión a priori del resultado de la ponencia. El término valenciano-catalán, empleado ya por algunos miembros de la sección de Lexicografía no aparece en el documento aprobado ayer. Y tampoco se hace referencia a que se fijen plazos para definir cuándo debe concluir la ponencia su labor. "No se ha querido marcar la labor de la comisión", se subrayó ayer desde la AVL.

El único matiz a destacar es que el trabajo que se realizará desde ahora "respetará la legalidad estatutaria", que establece que la lengua cooficial de la Comunidad se denomina valenciano.

El PP demana a l'AVL que tinga en compte l'Estatut i la seua llei de creació en el debat sobre el nom de la llengua

VALENCIA, 02.07.2004 (EUROPA PRESS)

El portaveu del grup parlamentari popular a les Corts Valencianes, Serafín Castellano, ha anunciat hui la presentació d'una proposició no de llei en la qual exigix a l'Acadèmia Valenciana de la Llengua (AVL) "l'observació tant de l'Estatut d'Autonomia com de la pròpia Llei de Creació de l'AVL, pel que fa al debat que pensaven plantejar sobre el nom de la nostra llengua".

El portaveu popular va afirmar que, "tal com especifica el nostre Estatut d'Autonomia, la nostra llengua és el valencià i, per això, no hi ha res que debatre sobre això". En este sentit, va indicar que tant en "el nostre Estatut d'Autonomia, com a la Llei de creació de l'AVL i en la Llei d'Us i Ensenyament del Valencià es deixa clara i rotundament establit que el nom de la nostra llengua és el valencià".

Per això, va assenyalar que plantejar un debat "entorn a un tema que està tan clarament especificat en el nostre ordenament jurídic no només és una irresponsabilitat sinó que és completament innecessari".

Castellano va explicar que l'anunci de l'AVL "de la seua pretensió de crear una ponència per a estudiar el nom de la nostra llengua és una ofensa al poble valencià i a les seues senyes d'identitat però, a més, és un acte que vulnera allò establit en les nostres lleis i en la nostra principal norma jurídica que és l'Estatut d'Autonomia".

El portaveu del PP va afegir que iniciar "un debat sobre la denominació de la nostra llengua és totalment improcedent i, a més és un competència que excedix clarament de les que té assignades la Llei de creació de l'Acadèmia".

Per això, va afirmar que el grup popular ha presentat esta proposició no de llei en la qual exigix a l'AVL l'observació de l'Estatut d'Autonomia i de la seua llei de creació, ja que, segons els populars, "entenem que en la intenció de plantejar un debat sobre el nom de la nostra llengua l'AVL està assumint competències que no li corresponen".

A més, va insistir que és un assumpte "que no és susceptible de debat en estar clarament definit en el nostre ordenament jurídic".