El País, 17.05.2002

 

La comisión de Política Lingüística de las Cortes recibirá la memoria de la AVL


J. GARCÍA DEL MORAL | Valencia

Los portavoces del PP y del PSPV en las Cortes Valencianas, Alejandro Font de Mora y Joaquim Puig, respectivamente, presentaron ayer la solicitud de creación de una comisión parlamentaria de Política Lingüística, tal como acordaron en la última reunión de seguimiento del Pacte pel Valencià. La nueva comisión, no legislativa pero de carácter permanente, será la encargada, entre otras cosas, de recibir la memoria anual de la Acadèmia Valenciana de la Llengua (AVL), según la propuesta de los dos grupos, que pidieron a la presidenta de la Cámara, Marcela Miró, la tramitación urgente de su solicitud para que la creación de la comisión pueda ser aprobada en el pleno el próximo miércoles, de forma que pueda constituirse y empezar a funcionar en el actual periodo de sesiones, que acaba en junio. Font de Mora y Puig destacaron la importancia de la creación de la comisión.

La presidenta de la AVL será la encargada de presentar ante la nueva comisión, en la que estarán representados todos los grupos parlamentarios, la memoria de la institución, que recogerá las actividades de cada año, así como las observaciones y consejos pertinentes para el uso normal del valenciano.

La iniciativa de los dos grupos mayoritarios de la Cámara tuvo lugar al inicio del pleno de ayer, en el que la consejera de Agricultura, María Ángeles Ramón-Llin, rechazó las críticas de los grupos de la oposición al Plan Nacional de Regadíos y a la participación del Consell en su aprobación. El plan, según el socialista Antoni Lozano, 'no da respuestas a la problemática valenciana', porque el Consell 'no ha sabido negociar', mientras que para Joan Antoni Oltra, de Esquerra Unida, la Comunidad Valenciana 'no gana nada' con este proyecto. Ambos pusieron de relieve que mientras varias comunidades autónomas han conseguido gracias al plan nuevas extensiones de regadío, la Comunidad Valenciana no ha obtenido ninguna, a pesar de que en los últimos años se han reducido en 20.000 estas hectáreas. Ramón-Llin admitió que el plan 'no es perfecto', pero argumentó que es un buen 'punto de partida' y alegó que se puede mejorar ya que será revisado en 2003.

Por otro lado, la comisión de disciplina del Grupo Socialista se reunirá la próxima semana para estudiar el caso de indisciplina de voto que se registró el miércoles en el pleno, cuando el diputado Francisco Pérez Baldó votó a favor de la proposición de ley de comarcalización presentada por EU, en la que los demás parlamentarios socialistas se abstuvieron, de acuerdo con la decisión adoptada en la reunión del grupo celebrada horas antes. Antoni Torres, secretario del Grupo Socialista, dijo que 'no se puede ignorar que ha habido una indisciplina de voto', por lo que se pedirán explicaciones al interesado, que podría ser sancionado. Pérez Baldó justificó su apoyo a la iniciativa en que el PSPV ha sido históricamente favorable a la comarcalización.