Legislació lingüística - cdlpv

Més avall El País i Levante, 12.04.2003

Avui, 12.04.2003

Coordinació de l'IEC i l'Acadèmia Valenciana

La Secció Filològica de l'Institut d'Estudis Catalans es va reunir ahir a la Universitat de València amb diferents entitats i personalitats per conèixer la seva opinió sobre quin paper ha de jugar aquesta institució al País Valencià davant l'existència de l'Acadèmia Valenciana de la Llengua (AVL). Els representants de la Mesa per l'Ensenyament en Valencià, la Federació Escola Valenciana, les associacions d'editors, traductors i escriptors, representants de la universitat i d'Acció Cultural del País Valencià van coincidir a remarcar la necessitat que hi hagi una relació més estreta entre l'IEC i l'AVL per tal que s'asseguri la unitat de la llengua catalana.

Tots els membres de les diverses organitzacions van ser crítics amb l'AVL, en considerar-lo un organisme al servei dels interessos del PP. Per la seva part, els membres de l'AVL, Josep Palomero, Jordi Colomina i Lluís Messeguer, van sortir en la seva defensa assegurant que des d'ella s'estan fent importants passes pel valencià, tenint en compte el conflicte lingüístic existent. Rafael Alemany, també membre de l'AVL, va proposar la creació d'un organisme supraregional que aplegui representants de les diverses institucions constituïdes legalment a l'ample de l'àmbit lingüístic com a referents de la llengua catalana.

El País, 12.04.2003

Una reunión del IEC en Valencia plantea coordinar los diferentes entes

El País, Valencia

Los miembros de la Secció Filològica de l'Institut d'Estudis Catalans (IEC) se reunieron ayer en la Facultad de Filología de Valencia para hablar de la Acadèmia Valenciana de la Llengua (AVL) con representantes de los agentes sociales implicados en la defensa de la lengua como el Institut Interuniversitari de Filologia Valenciana, la asociación de editores, de escritores, la Federació Escola Valenciana, los sindicatos, la Mesa per l'Ensenyament y Acció Cultural del País Valencià, entre otros. También fueron invitados tres miembros de la Acadèmia Valenciana de la Llengua, Josep Palomero, Jordi Colomina y Lluís Messeguer.

Durante la reunión se escucharon duras críticas a algunas actuaciones de la AVL y a la instrumentalización de la misma por parte del PP. Además se manifestó la discrepancia con el plan de la AVL de hacer nuevas gramáticas y diccionarios, cuando ya existen y funcionan. Algunos asistentes señalaron también que el futuro de la institución dependerá mucho del próximo mapa electoral. En un clima positivo de colaboración, según varios presentes, se realizaron propuestas como la de crear un ente suprarregional de coordinación de los trabajos que se realizan desde diferentes organismos, dado el peligro de convertirse el ámbito lingüístico catalán en reinos de taifas.

Levante, 12.04.2003

Una decena de entidades culturales pide mayor presencia del IEC en la

La Acadèmia no estuvo representada aunque tres miembros defendieron su actuación

A. G., Valencia

La sección filológica del Institut d'Estudis Catalans (IEC) se reunió ayer en Valencia, casi veinte años después de la última vez que lo hizo —factor al que el presidente, Joan Martí, resto importancia—, con el fin de acercarse a la realidad de la lengua en las tierras valencianas. Los lingüistas del IEC oyeron a una quincena de personas vinculadas al valenciano, en una cascada de opiniones que empezó con un tono más crítico y exigente y acabó con un aire más complaciente sobre la situación actual al llegar el turno a los tres invitados a título personal que son miembros de la Acadèmia Valenciana de la Llengua (AVL). Eran, precisamente, los mismos que viajaron el 11 de diciembre a Barcelona para reunirse en privado con una representación de la filológica del IEC: Josep Palomero, Jordi Colomina y Lluís Meseguer.

Los portavoces de la decena de entidades que les precedieron incidieron casi de forma coincidente, según señalaron algunos de ellos, en la enhorabuena por el interés del WC yen la reclamación de una mayor presencia del mismo en la Comunidad, de manera que no se limite a la actual sede de Castelló.

Asimismo, la mayoría de los representantes de estas entidades cívicas y culturales vertieron comentarios críticos hacia la AVL, en especial por la utilización política de sus acuerdos. No obstante, el tono general file de aceptación de la Acadèmia como un hecho consumado e irrevocable, de forma que, según informaron diversos asistentes, mayoritariamente se puso énfasis en la necesidad de que el IEC y la Acadèmia establezcan mecanismos de coordinación y colaboración. La Mesa per l'Ensenyament en Valencià subrayó además que la AVL, en su opinión, no debería elaborar diccionarios y gramáticas pues estos ya están "hechos" y "aceptados".

En esta línea argumental se movieron los parlamentos de la Mesa (que agrupa a los sindicatos, padres de alumnos y estudiantes), Federació Escola Valenciana, la Coordinadora de Dinamització Lingüística, la Associació d'Escriptors en Llengua Catalana, Acció Cultural, la Unió de Periodistes, la Associació d'Editors del País Valencià e incluso del rectorado de la Universitat.

Tras la intervención del director del Institut lnteruniversitari de Filologia Valenciana, el contrapunto lo pusieron los invitados personales que, a la par, son académicos. Estos defendieron la necesidad de las dos entidades y, según las fuentes consultadas (Palomero rechazó hacer declaraciones), abogaron por una colaboración con el IEC cuando corra el tiempo y no de forma abierta y clara por los problemas que podría acarrear.

Al término del encuentro, Joan Martí recalcó las dos posturas registradas como "complementarias más que contrapuestas", pues el objetivo final es siempre el de "sumar esfuerzos para estrechar los lazos entre Cataluña y el País Valenciano por la lengua común".

Sobre las posibles vías de colaboración, Martí apuntó que se ha planteado una comisión mixta entre expertos catalanes y valencianos que podrían pertenecer a las dos entidades lingüísticas aunque estas no participen como tales.

El presidente de la sección explicó que "no podía haber representación" de la AVL porque aún no se ha establecido una relación institucional con el IEC, algo para lo que, dijo, "no hay plazos, aunque tenemos ganas".

Colomina propone otro nombre de la lengua

A. G., Valencia

Una de las intervenciones que más comentarios levantó al término de la reunión fue la del catedrático de la Universidad de Alicante y miembro de la Acadèmia Valenciana de la Llengua (AVL) Jordi Colomina. Este se sumergió en el pantanoso asunto del nombre de la lengua y abogó por una solución al estilo del galaico-portugués o del serbo-croata. Es decir, repescó la idea de una denominación «valenciano-catalán-balear».

El académico argumentó su propuesta en una defensa de la identidad del «idioma valenciano» y se refirió durante su intervención, según informaron algunas fuentes, a la «lengua valenciana», término rechazado en los círculos académicos.

El parlamento de Colomina provocó la respuesta de uno de los miembros de la sección filológica del IEC, quien aseveró que la romanística tiene un carácter internacional y en ella está muy consolidada la denominación de «lengua catalana».

Colomina se ha caracterizado en la AVL por sus teorías lingüísticas convergentes hacia los contrarios a la unidad de la lengua. Además de los académicos invitados, otros miembros de la AVL presentes en la reunión fueron Rafael Alemany, Antoni Ferrando y Albert Hauf (los dos últimos forman parte del IEC). Otros valencianos en el IEC son Vicent Pitarch, Joan-Francesc Mira o Manuel Pérez Saldanya.